sábado, 14 de octubre de 2017

domingo, 9 de julio de 2017

CRÓNICAS URBANAS





No es posible que los marineros

giren por cubierta frotándose la manos

para aliviar el frío

porque esta ciudad no tiene puertos 

y sus noches -si bien espaciosas y lánguidas-

para nada son heladas.

dR

domingo, 2 de abril de 2017

CRÓNICAS URBANAS



Los domingos después de comer

íbamos al cine. Otros chicos,

más alejados del centro,

preferían juegos de pelota.

Al día siguiente,

durante los recreos en la escuela

jugábamos a la mancha.

Nadie se dejó morir, 

por el mal uso de los dones.

dR