domingo, 11 de noviembre de 2018

CRÓNICAS URBANAS




LA CONDUCTORA DE TROLEBÚS

Arriba del Trolebús
se detiene el tiempo
y es posible que deje yo
vislumbrar el agobio 
de descender
contrariando mis razones
o ligarme al escalofrío
de esos blondos pechos
como dos leones,enjaulados 
y por soltarse.


dR

No hay comentarios. :