sábado, 4 de octubre de 2014

EL SUEÑO DE LA BELLA CARNICERA

EL SUEÑO DE LA BELLA CARNICERA
                                    A /Lic.Silvia Boccardo, amiga.










Ríe, ríe,
carnicera,
cuerpo de grafito
deseos de papel.

Sueña. Sueña,
el carnicero duerme.
Nadie sabe 
a quién pertenece
lo que se siente.

La muerte
es ese segmento
posterior
a la lujuria del sueño,
como algo 
del instante del orgasmo.

Sueño clandestino,
de salmones o caviar.
Sed de amar.

Amar clandestinamente. 





dR

1 comentario :

Daniel O. Requelme dijo...

…Si bien en el arte se hace un elogio del deseo, como en aquella canción de Los Rodríguez que dice «no corras si te llamo de repente / no te vayas si te grito piérdete / a menudo los labios más urgentes / no tienen prisa dos besos después» —como diciendo no hagas lo que te digo porque quiero desearte—; tristemente la insatisfacción no es tan ficcional. Basta con preguntarnos ¿por qué personas tan insatisfechas siguen permitiendo el mismo tipo de situaciones? ¿Por qué seguimos en ese trabajo tan insatisfactorio? ¿Por qué seguimos al lado de esa persona que no nos consiente; no nos hace sentir deseados, o que incluso nos violenta? Al parecer los seres humanos podemos contentarnos —y gozar— con algo tan doloroso como la insatisfacción… Daniel Cortez Rayas.