lunes, 4 de agosto de 2014

DE UN AMAR...




De Un Amar




Mi alma es una lámpara que se apago
y todavía está caliente.
Fernando Pessoa/ Hora absurda.





El viento
silba la calle;
y alguien,
con heridas de guerra
toca
la esperanza
que rechina
detrás de mi puerta.



Entra
y se acomoda
en mi lecho
con la ropa puesta,
por si acaso
un incendio,
la obligue
a salir volando.



dR

No hay comentarios. :