martes, 9 de octubre de 2007

CIUDAD DE CHIMENEAS

A Daniel Salzano

La siesta

se hurta en el baldío

un tiempo de trompos

y figuritas de lata.


Las chimeneas

vuelcan su queja

a un cielo seco sin tranvías

apenas aprendí a soltarme.


En la esquina del cine Astral

lleno de Superman el espejo

acaricia la tapa de un buzón.


Daniel O. Requelme


17 comentarios :

María Rosa Golia dijo...

La siesta....

Aquí en "mi pueblo", Luján, se sigue con la siesta. Los comercios cierran al mediodía y abren nuevamente a las 16 horas....

La siesta....

Es tan de pueblo eso ¿no?

Que bello el poema... colmado de recuerdos de época... las "figuritas de lata"...

Hermoso Daniel... precioso. :)

Que tengas una semana excelente.
Te dejo mi cariño y muchos abrazos para vos.

©Claudia Isabel dijo...

Los recuerdos de la infancia!
ME gusta mirar las vias perdidas entre adoquines...quedan pocas, casi ninguna... aquellos restos de otras épocas...Me gusta imaginar a los tranvías llenos de murmullos caóticos...La ciudad de Buenos Aires es tan hermosa!!!
Me gustó leerte. Te espero para que leas mis nuevas poesías.
Besos.

Yo dijo...

Hola

Nuevamente paso a saludar, aunque ahora con menos tiempo, siempre me da gusto leerte, gracias por compartir tus ideas y vivencias a traves de la poesía. Saludos cordiales

Pamela

Evan dijo...

Recuerdo cuando jugabamos a la siesta en el patio de casa o en la pileta en verano...

Que lindos tiempos!

Saludos Daniel!

BEATRIZ OSORNIO MORALES dijo...

qué bella y entrañable infancia donde se tiene la oportunidad de ver esos cielos sin tranvías...recuerdo haberlos imaginado en la forma delas nubes...y las figuritas de lata o de algo con qué inventar.

Tengo un pequeño ensayo a cerca de una imagen en un poema tuyo, si me visitas en mi blog a la mejor alcanzo a subirlo, estoy ajustando algunos detalles...es que no se me agota el asombro de esa imagen tan genial!!

saludos y felicitaciones por tu poesia

Anónimo dijo...

He caido en tu poesia, como siempre bajo la insinuación de tus e-mail (osea después de algunos meses). Me ha parecido que vas mejorando; o para decirlo de la forma más correcta, me ha dado la impresión que tus poemas se impregnan más facilmente.

Por supuesto, las apreciaciones siempre están cargadas de subjetividad por parte del lector. Sin embargo, he revisado tus viejas poesias y me mantengo necio en mi subjetividad; tus poemas se cada vez se sienten mejor, y te felicito por eso.

Saludos,

Andres

María Inés dijo...

Daniel:
Uno se refleja
en aquel mundo
ausente de edificios
y abundante de casas
donde los chicos eran chicos porque corrían los sueños en los barriletes multicolores que ellos mismos hacían,
casi como una ceremonia...
Donde el amainar de la tormenta
encontraba carreras de barquitos de papel en las cunetas,
y donde,
los más osados,
descubrían los nidos de los pájaros
en el enorme follaje de los árboles...
Época singular...
Maravillosa,
la vida se vivía a pleno...
Algunos dirán
que en blanco y negro...
Hoy parece todo a color...
Pero sólo los televisores y las compu lo tienen...
Nosotros vivimos el color en la vida,
con la vida...
Hoy los pibes para hacer lo que nosostros hacíamos van al ciber...

Tu poema simplemente maravilloso en su remembranza y en su construcción.
Un abrazo

josé dijo...

A Dios gracias aún existen las ciudades que no terminan de sacarse el viejo ropaje de pueblo, y las madres, algunas desde el más allá que continúan obligándonos a dormir después del almuerzo, benditas siestas de los veranos "modorrosos" de mirar de reojo a puerta del dormitorio de los viejos para escapar por un rato antes de las tareas de la tarde.

katina dijo...

Trompos y figuritas de latas ,
me recuerdan mi infancia
viendo a los niños jugar en la calle libremente
y haciéndo uso de su imaginación .

Ahora estamos encerrados con grandes cercos, portones electronicos , guardias , etc
ya nadie hace " vida de barrio"
es decir comparte fuera con el otro , con el cercano ,
Perdona quizás me fuí para otra parte pero me surgió todo esto.

Debo entender que en tu país existían tranvías ? y desaparecieron cuando comenzaste a dar tus primeros pasitos?

Cómo se añora esa ciudad de antes , esos juegos de antes , todo era más simple y bello .

Todo mi cariño para tí.

Pilar dijo...

Imagenes que dejan libre la imaginación para seguir un prometedor destino.

Gerardo Omaña dijo...

Siempre nos llegaran recuerdos con sabores y texturas.
Precioso poema.

Recibe un abrazo en tu alma.

Julia del Prado dijo...

Hola Daniel, lindo poema recordando la infancia. Te seguiré visitando, te invito a ver mis blogs:
http://eltuturutudejulie.blogspot.com
http://Juliesusfotosyescritos.blogspot.com

Ana R dijo...

Sentí el sigilo de los pasos en la memoria...y la entrañabilidad de la evocación.

Un abrazo

Fanyescribe dijo...

Clavo la mirada en “el nombre”: Daniel Salzano, e inmediatamente navego por el túnel del tiempo y caigo en aquella nochecita allá en la casa de España, Entre Ríos 30, cuando el Jazz y su poesía me hacían compañía, y sí es inevitable pensarlo y no acordar que la poética de ambos y además de sus nombres tienen mucho en común, lugares estratégicos donde ustedes, nosotros, hemos paseado estratégicamente los pasos poéticos; de Salzano traigo a cuenta: “…Córdoba esta llena de gente interesante / por ejemplo el Hugo / el Huguito / que la tiene agarrada con los aviones / si no esta con los brazos desplegados volando alrededor de las mujeres en la galería San Martín / esta en la torre de control del Área Peatonal / autorizando el despegue de las naves / es tan hermoso / que no se puede soportar / a ver / quien le niega un cigarrillo…”
Cambio el medio de transporte y me elevo en el humo donde me descarrila su poema, me desempolvo de aquellas tardes donde compartí con la barrita de muchachos las siestas de pelota de trapo y vidrios rotos, las figus chapa-chapa, el trompo y el valero; me “encanta” como en la metáfora aprendió “apenas a soltarse” , suéltese, suéltese del todo, Daniel, como quien arremete en su pasado y desploma con gusto todos los recuerdos, yo aquí, con las manos extendidas para sostenerlo y /o aplaudirlo, sensiblemente, Fanny

Daniel O. Requelme dijo...

María Rosa Golia:

Lujan, el camino hacia la Iglesia, Capilla del Señor, Chenau una casa de electricidad ”INZA“… Ud. También promovió algunos recuerdos. Gracias por ello. Abrazos.


©Claudia Isabel:

Comparto con Ud. El gusto por los recuerdos de la infancia y el sabor de Bs. As. En esta hora Córdoba luce maloliente hasta nuevo aviso me despido agradeciendo invitaciones, visitas y besos. Hasta pronto.


Pamela:

Agradezco tu rápida y por ello mas generosa aun visita.
Te alcanzo con un beso.


Evan:

Siesta prohibida en mis tiempos de niño…
Chau Evan, un beso.


BEATRIZ OSORNIO MORALES:

Voy a escavar en tu blog loco por compartir imágenes rescatadas en la maravilla del intercambio cybernetico.
Gracias, muchas gracias por tu apoyo. Saludos.


Andres:

Agradezco mucha tu voluntad de revisar mis escritos. Muchos dicen que voy mejorando y me resulta difícil aceptarlo. Agradezco tu contribución y tu generoso elogio. Un abrazo. Y de nuevo GRACIAS!


María Inés:

Agradezco María Inés este envió y celebro el regusto compartido por los barriletes, barquillos de papel y esas fotos de blanco y negro que hacen color en nuestra nostalgia. Gracias. Muy bonito el/tu aporte.


José:

Aun quiero escapar de la mirada de los viejos para dormirme recostado en algún sueño. Ue bonito su comentario. Gracias!


Katina:

Hubo tranvías que hoy intenten rescatar voluntoriosos partidarios asociados en un proyecto de turismo urbano.
Besos.


Pilar:

Gracias por su entusiasmo libre de depresiones…


Gerardo Omaña:

Agradezco comentario y reenvió abrazos desde esta Ciudad de Córdoba.


Julia del Prado:

Gracias Julia por tu visita y por tu invitación. Saludos.


Ana R:

A veces la evocación provoca cierta mágica reconstrucción y un goce saber que Ud. Siente conmigo.
Gracias por decírmelo. Un abrazo


Fany:

Agradezco su generosa vocación de estimularme y en verdad me sostiene su sostenida contención. Se escapo de mi antología el tal Huguito que gracias a Ud. Ingresa en mi. Junto a la simpática imagen en de saberla jugando en la barra de muchachos y si fue en la “¨canchita del 13” entonces debemos pensar que juntos medimos las longitudes de nuestro crecimiento.
Chau con un beso amiga mía.



Daniel O. Requelme

www.danielrequelme.com.ar

Catalina Zentner dijo...

Siempre es un gusto retornar a tu sitio, para disfrutar de la buena poesía.
Gracias por la invitación.

Daniel O. Requelme dijo...

Catalina:

Agradezco tu visita y seguro de encontrarnos en E&L.
Te saludo con afecto.

Daniel O. Requelme